fbpx

Educar con Serenidad

Educar con serenidad es una forma efectiva y respetuosa de abordar las situaciones en las que los niños se encuentran nerviosos o agitados. Reconocer y atender las emociones de los niños es fundamental para ayudarles a desarrollar habilidades emocionales saludables y enseñarles a manejar sus emociones de manera adecuada.

Aquí te presento algunas sugerencias  sobre cómo educar con serenidad cuando los niños/as están nerviosos:

 

Mantén la calma:

Es importante que los adultos se mantengan tranquilos y serenos frente a las situaciones que generan nerviosismo en los niños. Si los padres o cuidadores se estresan o pierden la paciencia, es probable que los niños también se vean afectados negativamente. Intenta respirar profundamente y mantener una actitud tranquila para transmitir seguridad y confianza a tus hijos.

Valida las emociones:

Reconoce y valora las emociones de los niños. Háblales sobre lo que están sintiendo y demuéstrales que entiendes su situación. Puedes decirles cosas como: «Veo que te sientes nervioso en este momento, es normal sentirse así cuando enfrentamos algo nuevo». La validación emocional les ayuda a sentirse comprendidos y les enseña a reconocer y expresar sus emociones de manera saludable.

Proporciona un entorno seguro:

Crea un ambiente seguro y acogedor para tus hijos. Esto implica establecer límites claros y consistentes, así como ofrecerles un espacio tranquilo donde puedan relajarse y recuperarse cuando están nerviosos. Un entorno seguro brinda a los niños la confianza necesaria para explorar y enfrentar nuevas situaciones sin temor.

Enseña técnicas de autorregulación:

Ayuda a los niños a desarrollar habilidades de autorregulación emocional. Puedes enseñarles técnicas de respiración profunda, meditación o visualización, que son útiles para reducir la ansiedad y el estrés. Además, fomenta actividades como el ejercicio físico, el juego creativo y la música, que les ayudan a liberar tensiones y relajarse.

Establece rutinas y estructura:

Los niños se sienten más seguros cuando tienen una rutina establecida y saben qué esperar. Establecer horarios regulares para las comidas, el sueño, el tiempo de juego y las tareas escolares les brinda una sensación de estructura y control. Esto puede ayudar a reducir la ansiedad y los sentimientos de nerviosismo.

Fomenta la comunicación abierta:

Promueve un ambiente de comunicación abierta y respetuosa en el hogar. Anima a tus hijos a expresar sus emociones y preocupaciones, y asegúrate de escucharlos activamente sin juzgar ni minimizar sus sentimientos. La comunicación abierta fortalece los lazos familiares y permite a los niños sentirse apoyados y comprendidos.

 

Recuerda que educar con serenidad no significa evitar los desafíos o dificultades, sino abordarlos de manera calmada y compasiva. Al enseñar a los niños a gestionar sus emociones y afrontar situaciones de nerviosismo, les estás proporcionando herramientas valiosas para su desarrollo emocional y les estás enseñando a enfrentar los desafíos de la vida de manera positiva y constructiva.

Te espero en el próximo post.
Si te ha gustado puedes compartir el artículo con tus amigas. 

Posts relacionados:
Como Educar sin gritos
Cómo entenderse con tus hijos
Qué aprendimos, qué enseñamos
Educar con creatividad

📞 +34 699 450 787
📩 hola@coachmonicapes.com

Me puedes seguir en la Redes sociales:

Linkedin
Youtube
Facebook
Instagram

Volver al Blog

¡Aprovecha esta Oportunidad!

Regístrate para recibir mi e-book
"COMO DEJAR DE POSTERGAR"

Recibirás 10 Claves para vences la postergación y cumplir tus sueños

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad